Andrés Gregorio Gorenberg
Siemens Argentina

Andrés Gregorio Gorenberg
Ingeniero Eléctrico por la Universidad Tecnológica Nacional desde 1995 y diplomado en Organización Estratégica de Negocios (Universidad de Chile, 2016), Negociación Avanzada (Universidad Austral, 2008), Management (ITBA, 2010) y Business Intelligent and Data Mining (UTN, 2014). Actualmente, se desempeña como Factory Automation Manager en Siemens, empresa en la que trabaja desde hace más de veinte años y en la que ocupa cargos con responsabilidades regionales en Sudamérica.

El viernes 13 de julio, desde nuestra división Digital Factory, en Siemens, desarrollamos un evento denominado “Maratón de Digitalización” para clientes y socios. La diferencia principal con otros encuentros que hemos hecho en el pasado se basó en que tratamos de incorporar herramientas digitales, tanto para la convocatoria y la difusión (vía una aplicación de eventos especiales, la cual también nos permitió recopilar feedback de los asistentes), como también para realizar concursos de preguntas y respuestas al final a través de un sistema que nos permitió detectar a los primeros en contestar y su velocidad de reacción. Además, optamos por el concepto de ‘maratón’ porque procuramos proveer al mundo industrial, en forma efectiva (rápida y sintética), conceptos de digitalización, basados en tecnología y escenarios de uso ya posibles y al alcance de todos.


Justamente, en línea con esto, quisiera compartir una reflexión que di en el momento del cierre. Los escenarios de uso de las tecnologías de digitalización que mostramos tienen que ver con aplicaciones y soluciones al día, de uso inmediato, por medio de productos y servicios que ya se encuentran en el mercado. Está en los usuarios el incorporarlas e implementarlas, para ello mencioné dos actitudes que se deben tener en cuenta respecto de las tecnologías: ‘porque queremos’ o ‘porque las necesitamos’.


Incorporar las tecnologías de digitalización ‘porque queremos’ implica que entendemos bien los beneficios potenciales de su uso y sabemos darnos con ellas una ventaja competitiva; incluso las entendemos antes que nadie, antes que nuestros competidores; sabemos o encontramos lugar para sus usos, como ser para mejorar la calidad de nuestros trabajos, proveer mejores servicios, mejorar atención para nuestros clientes y accionistas; o sea, entendemos las mejoras que, en definitiva, no solo nos traerán ganancias económicas y mayor competitividad, sino que también nos asegurarán consistencia y sustentabilidad para nuestro negocio.


La otra forma es incorporarlas ‘porque las necesitamos’. En este caso, la incorporación de la tecnología, en general, es tardía. Lo hacemos porque ya estamos encontrando problemas en nuestros procesos y buscamos soluciones focalizadas en estos. Posiblemente encontremos soluciones apropiadas, pero seguro serán ‘parches’ si no sabemos comprender todo el alcance y potencial que las nuevas tecnologías nos permiten. Innovar desde esa perspectiva es más difícil de hacer, además, el factor inversión se vuelve un escollo, un árbol que tapa todo el bosque. Incorporar ‘porque las necesitamos’ muchas veces tiene que ver con que ya estamos viendo, en nuestros rivales o en el mercado, esa ventaja competitiva y lo único que nos proponemos es equipararla.


La primera actitud, la de quien ve el alcance y posibilidades de uso, e implementa innovando en forma rápida y ágil, es la actitud del próximo líder de mercado y del que marcará la tendencia con nuevos estándares y desafíos para todos los jugadores en su negocio.


La segunda actitud, la de quienes ‘necesitan’ incorporar innovaciones, es la de los seguidores; no surge de ver el potencial y el futuro de lo que se puede hacer, sino que parte de encontrar, muy probablemente, un competidor innovador o clientes que se adelantan con requerimientos para los cuales no están preparado.


Veo el camino hacia la cultura de economías y servicios digitalizados como una maratón: el entrenamiento implica la formación y análisis constante, la implementación es la competencia para lograrlo rápidamente y de mejor manera que nuestros rivales para disfrutar antes que ellos los beneficios.

Francisco Cotrina

Por AADECA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *