PDF del artículo

Los paneles del foro que llevamos a cabo a fines de octubre pasado en AADECA 2020 en modo virtual han mostrado una gran diferencia con los de otros años, no solo por lo que ya es un lugar común, es decir, destacar el uso de las herramientas informáticas para hacer estos encuentros de manera virtual, sino sobre todo porque esta vez tratamos temas como Industria 4.0 desde una madurez, un entendimiento y una mayor experiencia respecto de otras veces. Además, con una sensibilidad mayor, pues en un año en el cual lo virtual y digital se volvió realidad cotidiana en nuestras vidas, quizás más que nunca estamos sensibilizados sobre cómo estas innovaciones impactan verdaderamente en la industria y en nuestro país.
Posiblemente, por la acumulación de conocimiento y difusión del tema, aunque ya hace casi diez años que el tema está implantado en el mercado, con alegría observamos que pudimos armar foros para pensar, evitando hablar de bits y bytes o de estrafalarias arquitecturas tecnológicas, válidas con o sin Industria 4.0.
Pudimos plantear temas más importantes sobre el concepto más amplio, el rol de los diferentes actores, la importancia de la educación y la formación profesional y hasta pudimos contar con la presentación de un caso real y exitoso, local, de verdadera implementación.
En un primer panel, nos planteamos la pregunta: Industria 4.0, ¿llegó a la Argentina? Y para armar una respuesta, contamos con las importantes contribuciones de la licenciada Paula Isaak, desde el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación; el licenciado Damian Giaccone, responsable de integración IT/OT en Trivium Packaging, y quien firma esta nota desde una perspectiva personal dada por el aprendizaje y formación en una empresa fundadora del concepto. Contamos con la moderación del presidente de AADECA, Marcelo Petrelli. En un año en el cual lo virtual y digital se volvió realidad cotidiana en nuestras vidas, quizás más que nunca estamos sensibilizados sobre cómo estas innovaciones impactan verdaderamente en la industria y en nuestro país.

Panel “Industria 4.0, ¿llegó a la Argentina?”

Comenzamos haciendo un repaso de lo que significa e implica Industria 4.0 para sacar una gran conclusión: que proyectos de esta clase deben tener como objetivo principal el negocio y su estrategia competitiva, tan simple y tan importante esta conclusión, no solo desde el aporte del sector privado y tecnológico, sino también desde el rol y cooperación con el sector público, para lo cual contamos con ejemplos concretos que dio Paula Isaak sobre las iniciativas públicas actuales para fomentar la innovación de manera inclusiva, es decir, apuntando en especial a PyME e industrias sectoriales incipientes que necesitan salir a competir.


Las estrategias de difusión, las competencias requeridas y la sensibilización en los mandos medios gerenciales fueron otros desafíos que se señalaron, como también los diferentes niveles de maduración (heterogeneidad desde el 2.0 al 4.0), que también se produce en base a ejes regionales, y la vinculación entre los principales actores (público, privado, académico, tecnológico), que se expresaron como líneas de trabajo donde todos tenemos para contribuir.


Giaccone hizo una presentación sobre la preparación e implementación de su planta para prepararla para la extracción de datos y su análisis, y contó los desafíos y aprendizajes que obtuvieron, los impactos del cambio cultural, el descubrimiento de valor y conocimiento y la multiplicación de proyectos extendidos que resultan de la iteración de cada iniciativa.

Enseñar a enseñar

En línea con aquel primer panel, a continuación tuve el gusto de moderar el panel sobre educación y formación profesional, al cual le pusimos el título grande de “Enseñar a enseñar”, girando alrededor de los desafíos que demandan las tecnologías 4.0 del futuro profesional.


Para este panel, contamos con la participación de la licenciada Cecilia Sleiman, del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación; el licenciado Leonardo Rosso, consultor en Recursos Humanos en Gaudens, y el profesor Carlos Godfrid, del posgrado de automatización de la Facultad de Ingeniería de la UBA. Proyectos de esta clase deben tener como objetivo principal el negocio y su estrategia competitiva, tan simple y tan importante esta conclusión. En este panel pude extraer una “triangulación” entre tres componentes cruciales relacionados con la necesidad de generar recursos profesionales, estos son:

  • Tecnología
  • Educación
  • Empleos

Como mencionara Cecilia Sleiman, en relación a estudios sociológicos, ninguno de estos tres vértices genera los recursos solo per se, y la articulación es vital, destacando la importancia de la enseñanza, la gestión de las instituciones y la formación docente (“enseñar a enseñar”).
Durante su intervención, el reconocido Carlos Godfrid manifestó que las nuevas plataformas o medios tecnológicos de aprendizaje proveen innumerables ventajas y nuevas posibilidades, pero nunca reemplazan el contenido (como ejemplo expresó “No por verla por streaming, una película va a ser mejor que si la viéramos en el cine”). También apuntó a lo interesante de concebir la formación profesional de manera holística, como trabajando en un proyecto.
Finalmente, Rosso cubrió, entre otros aspectos, los relacionados con el rol de la empresa como formadora de profesionales y que, por ende, debe contemplar una actitud no solo de cazatalentos sino también de entrenamiento. Debe manejar tiempos e inversiones, como amerita la formación que busca maximizar el potencial de la gente, y debe ser constante durante toda la carrera profesional de la persona.

Ninguno de estos tres vértices [tecnología, educación y empleos] genera los recursos solo per se, y la articulación es vital, destacando la importancia de la enseñanza, la gestión de las instituciones y la formación docente.

Como conclusión, creo que fue una buena idea y así resultó plasmada, la posibilidad de armar espacios de reflexión, opinión y generación de conceptos e ideas alrededor del tema Industria 4.0, desde los diferentes aspectos sociales, económicos y tecnológicos. No se puede dejar de aprender lo que implica esta nueva estrategia competitiva industrial si no es desde esos aspectos, extendidos a la educación y formación de los recursos necesarios para estar a la altura del desafío. Gracias a AADECA por haber sido catalizador de esta discusión y aglutinante ideal para este espacio.


Por Andrés Gorenberg

Francisco Cotrina

Por AADECA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *