AADECA - Asociación Argentina de Control Automático

Banner Aadeca - Novedades

Últimas Noticias

03/08/2016

El (H)error - ¿por qué nos equivocamos?
6to Articulo

¿Cómo están amigos? Volvemos a encontrarnos para seguir transitando este camino de estudio de las causas de los errores, tal vez en forma no muy académica como podría hacerlo un psicólogo, u otro especialista, pero en forma amena que nos deje alguna reflexión. Hoy escribiremos sobre la autoridad, verosimilitud, las falsas creencias y como permanecen en el tiempo.


Aristóteles ( Wikipedia) fue un filósofo, lógico y científico la Antigua Grecia ( nacido en el año 384 AC en Estagira, Macedonia) cuyas ideas han ejercido una enorme influencia sobre la historia intelectual de Occidente por más de dos milenios.


Evidentemente un hombre con una enorme autoridad en el mundo antiguo, y aún actualmente.


En el año 340 AC Aristóteles afirmó que los objetos pesados caen más velozmente que los livianos.


Por supuesto que si tomamos una bala de cañón de hierro, y una pluma no habrá duda si las soltamos de una misma altura, cual llegará primero al suelo.
Esta idea subsistió muchísimos años sin ningún cuestionamiento, ¿quién era capaz de dudar de Aristóteles?


En 1588 Galileo Galilei desafió la teoría de Aristóteles (casi 2000 años después) subiendo a la Torre de Pisa dos esferas iguales en tamaño, pero una de hierro y otra de madera, las arrojó del extremo de la Torre y ambas llegaron al mismo tiempo al piso, demostrando que no era cierto lo que había dicho el filósofo griego. Las esferas eran de diferente peso y pero ambas se comportaban igual en la caída.(*)


Esto demostró la idea equivocada de Aristóteles, que fue aceptada por un lado por la autoridad del que lo decía y además por la verosimilitud (se podía ver que la bala de hierro llegaba primero al suelo)(*). Muchas ideas erróneas son tomadas por ciertas porque fueron dichas por personajes de autoridad, y además parecen creíbles y mucha gente las toma como ciertas, hasta que algún iluminado o realmente pensador demuestra la equivocación.
Lo que todo el mundo cree no siempre es cierto. A veces convence más la repetición y la autoridad, que la evidencia y la realidad. (¿No les suena esto como usado por los políticos, o la publicidad?)


Debemos tener especial cuidado cuando algunas cosas son dichas por personas con “autoridad”, si bien un especialista tiene estudios y preparación para dictaminar sobre temas de su especialidad, siempre puede existir un margen de error, nadie es infalible, inclusive los grandes genios de la historia como Darwin, Pauling, y Einstein cometieron errores, en sus razonamientos.


(*) Si el experimento de la bala de cañón y la pluma se hiciera en vacio, es decir sin presencia de aire, se observaría que ambas se comportan igual en la caída, ya que es la resistencia del aire lo que frena a la pluma. Las esferas iguales de hierro y madera, ofrecen prácticamente la misma resistencia en el aire, por lo que llegan igual al suelo.


Nos encontramos Dios mediante próximamente.


Si te perdiste los artículos anteriores los podes leer en los siguientes link:

El Herror - ¿por qué nos equivocamos? - 1er articulo
El Herror - ¿por qué nos equivocamos? - 2do articulo
El Herror - ¿por qué nos equivocamos? - 3er articulo
El Herror - ¿por qué nos equivocamos? - 4to articulo
El Herror - ¿por qué nos equivocamos? - 5to articulo
El Herror - ¿por qué nos equivocamos? - 6to articulo

BUSCAR EN NOTICIAS

CATEGORÍAS

ARCHIVOS

AADECA es miembro de

AADECA tiene convenio con

  • Icono de Facebook
  • Icono de Twiter
  • Icono de LinkedIn

© AADECA 2011

AADECA: Av. Callao 220 piso 7 (C1022AAP) Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina Telefax: +54 (11) 4374-3780